caes
Home » Nutrición » Artículos de nutrición » Volver a la rutina después de vacaciones
rutina despues de vacaciones

Volver a la rutina después de vacaciones

Con la vuelta de vacaciones pueden aparecer una serie de síntomas que en su conjunto forman el llamado “síndrome post vacacional”: irritabilidad, apatía, cansancio, dolor de cabeza, trastornos digestivos, etc. son los síntomas más habituales que podemos encontrar.

No todo el mundo sufre todos los síntomas ni con la misma intensidad, y si bien tiene más que ver con nuestra relación con el trabajo que desarrollamos, la alimentación nos puede hechar una mano para no agravar los síntomas; aunque también podría empeorarlos si nosotros mismos nos complicamos la vuelta de vacaciones exigiéndonos excesivos nuevos propósitos que en ningún caso hay que llevar al extremo, como por ejemplo perder los kilitos ganados durante el período de descanso.

2-3 (ni siquiera 5) kilos justifican recurrir a una dieta extremadamente baja en Kilocalorías (1500 ó incluso menos) ni restrictiva en nutrientes indispensables para el cuerpo (dietas sin pan, pasta, arroz, etc.). Al contrario, este tipo de alimentaciones empeorarán nuestra situación, ya que por sí solas ya suponen síntomas similares a los del síndrome post vacacional, además de dejarnos con las reservas de energía conseguidas durante las vacaciones bajo mínimos.

Por otra parte no debemos olvidar que las emociones, tales como la tristeza o la alegría, tienen que ver con los neurotransmisores, y que éstos los fabricamos gracias a los nutrientes que nos proporciona nuestra alimentación. Así pues, una alimentación restrictiva y/o insuficiente comportará una síntesis insuficiente de los neurotransmisores, afectando por tanto a nuestras emociones, especialmente positivas (alegría, bienestar, motivación, relajación).

La mejor recomendación para este período inicial de vuelta de vacaciones es, sin duda, realizar una alimentación de fácil digestión, con un ritmo de comidas de cada 3-4 horas y donde la base sean la fruta, la verdura, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos y el aceite de oliva, a poder ser, virgen extra.

Debemos tener presente también que los excitantes, como el café, el té o las bebidas a base de cola, no proporcionan energía real, sino sencillamente nos excitan y alteran, nos mantienen despiertos por excitación del sistema nervioso, pero en ningún caso nos proporcionan la energía que el cuerpo necesita para salir adelante con sus funciones fisiológicas y nuestro día a día. Así que los tomaremos siguiendo la recomendación saludable para su consumo: 2 tazas de café o de té al día – 1 taza de café contiene entre 60 y 120 mg de cafeína, 1 taza de té contiene entre 25 y 100 mg de cafeína, Además de la teofilina y teobromina, estimulantes cardiacos que el café no contiene (la suma de los 3 elementos conforman lo que se llama teína).

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Sentir es tu revista online, independiente y de alimentación y estilo de vida saludable. Está formada por un equipo experto multidisciplinar con Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y pertenece a Menja sa.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*