caes
El tirabeque (pisum arvensis), alimento del que hablaremos en este artículo, es de la familia de los guisantes (pisum sativum). Es, por tanto, una leguminosa. Sin embargo, este vegetal tiene una semilla muy discreta y el tirabeque es cultivado y apreciado por su vaina más que por el grano.

Tirabeques

El inicio de la primavera es el resurgir de la vida. Empezamos a ver los campos llenos de abejas, mariposas y otros insectos muy atareados recogiendo el néctar que las flores les ofrecen muy acertadamente. Y con el buen tiempo y los días más largos y calurosos se inicia una nueva temporada de frutas y verduras. El rico mundo vegetal se nos muestra con colores más vivos: el rojo de las fresas, el llamativo naranja de los nísperos maduros y el verde de los tirabeques que cogen intensidad dentro de la cocina.

El tirabeque (pisum arvensis), alimento del que hablaremos en este artículo, es de la familia de los guisantes (pisum sativum). Es, por tanto, una leguminosa. Sin embargo, este vegetal tiene una semilla muy discreta y el tirabeque es cultivado y apreciado por su vaina más que por el grano.

Del mismo modo que ocurre con su primo, el guisante fresco, el tirabeque se clasifica como una verdura. Esto se debe a que, al tener la semilla tan pequeña y la vaina tan tierna, se consume entero, aportando un valor nutritivo más parecido a una verdura que a una legumbre.

Se cultiva y consume más en Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana y es muy conocido, también, en la cocina china. Su cultivo es breve, desde finales de invierno a principios de primavera. Escasamente dos meses (finales de marzo y abril). Es mucho mejor consumirlos frescos y con una ligera cocción. Dejarlos “al dente” es una de las mejores maneras de apreciar al máximo el sabor.

En cuanto a la composición nutricional, es bastante parecida al guisante fresco, ofreciendo menos cantidad de proteína y carbohidratos que sus compañeras, las legumbres, pero sí una proporción más elevada de agua. Tienen alrededor de 5g de fibra por cada 100g de producto y cantidades apreciables de vitamina C, carotenos, folatos y vitamina B3 (niacina).

Así pues, si aún no la has probado, te recomendamos hacerlo. Comerlos solos o como guarnición, descubrirás que es un alimento a tener en cuenta dentro de la alimentación diaria, que enriquecerá el paladar con un sabor nuevo, suave, delicado, y de proximidad.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Sentir es tu revista online, independiente y de alimentación y estilo de vida saludable. Está formada por un equipo experto multidisciplinar con Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y pertenece a Menja sa.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*