caes
Home » Nutrición » Salud » Diferencias entre alergias e intolerancias alimentarias
alergias e intolerancias alimentarias

Diferencias entre alergias e intolerancias alimentarias

Las intolerancias a los alimentos se confunden frecuentemente con las alergias alimentarias. Aprovechamos, en motivo del Día Mundial de la Alergia que se celebra mañana miércoles 9 de diciembre, para aclarar esta confusión, puesto que se trata de dos reacciones bien diferenciadas.

¿Qué es una alergia?

La alergia se da esencialmente cuando el sistema inmunológico, que protege el cuerpo de las proteínas extrañas nocivas, no funciona bien y percibe una sustancia normalmente inocua (el alérgeno) como si fuera un peligro. Esto produce la formación de anticuerpos, que provocan la segregación de sustancias químicas, como la histamina, que desencadena la reacción alérgica.

Principales síntomas de una alergia



Los principales síntomas de las reacciones alérgicas a los alimentos son respiratorios (mocos, congestión nasal, estornudos, asma, tos), cutáneas (inflamación de los labios, boca, lengua, cara y o/la garganta, picor, erupciones, piel roja), gastrointestinales (dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos, cólicos…) y el más grave, el choque anafiláctico, que se da cuando se ven afectados varios órganos a la vez. La anafilaxis puede resultar mortal, pero afortunadamente es la reacción alérgica menos frecuente.

Pese a que cualquier alimento, o componente del mismo, nos puede provocar una alergia, algunos de ellos lo hacen con mayor frecuencia que otros. Los alérgenos alimenticios más comunes son la leche, el trigo, los huevos, las legumbres, los crustáceos y moluscos, el pescado, las frutas y los frutos secos, especialmente los cacahuetes. También nos pueden provocar alergia ciertos aditivos alimentarios, como por ejemplo algunos colorantes.

¿Existe un tratamiento para las alergias alimentarias?



Actualmente no existe ningún tratamiento para las alergias alimentarias y la única opción para las personas que la presentan, es evitar el alimento que contiene los alérgenos. Pero a veces no resulta tan sencillo puesto que se dan casos de productos que no contienen el alérgeno, pero que han sido elaborados en las mismas instalaciones que un producto que sí los contiene. La legislación actual obliga a indicar en las etiquetas de los alimentos si contienen algún de los alérgenos más frecuentes o bien si “pueden contener” por haber sido elaborados en las mismas instalaciones en las que se han elaborados alimentos con estos alérgenos. Respecto a los aditivos alimentarios, resulta fácil evitarlos puesto que por ley deben figurar claramente en las etiquetas de los alimentos.

Qué es una intolerancia alimentaria



Por otro lado, se dan otras reacciones que afectan al metabolismo y no al sistema inmunológico. Hablamos entonces de intolerancia a ciertos alimentos. La intolerancia alimentaria se da cuando el cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes. Las más comunes son la intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche) y la intolerancia al gluten o celiaquía.

Principales síntomas de una intolerancia alimentaria

La intolerancia alimentaria puede tener síntomas similares a los de una alergia (entre ellos náuseas, diarrea y dolor abdominal), pero en este caso el sistema inmunológico no interviene en las reacciones. Los síntomas de una intolerancia alimentaria suelen tardar más tiempo en observarse que en el caso de la alergia.

Mientras que las personas que tienen una alergia alimentaria necesitan generalmente eliminar el alimento causante de su dieta, las personas que sufren una intolerancia pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio, sin que se den síntomas.

A parte de las alergias alimentarias, existen también reacciones alérgicas a otros alérgenos, como por ejemplo el polvo, los ácaros, las picaduras de insectos, etc. Este año, el tema seleccionado para la celebración del Día Mundial de la Alergia es el asma infantil, una enfermedad bronquial originada la mayoría de las veces por una alergia.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materna infantil por la Escuela Universitaria de Enfermería de Sant Joan de Deu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy Miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) (CAT000273).
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*