caes
Home » Nutrición » Artículos de nutrición » Los alimentos transgénicos… ¿un riesgo o un beneficio?
alimentos transgenicos

Los alimentos transgénicos… ¿un riesgo o un beneficio?

Un alimento transgénico es aquel que ha sido diseñado utilizando técnicas de ingeniería genética, que es la ciencia que implica la modificación intencionada del material genético de plantas o animales. Así, un alimento transgénico o genéticamente modificado, es todo aquél que tiene incorporado un gen extraño, es decir, que su material genético ha sido modificado de una manera que no se da en la recombinación o apareamiento natural, sino por la introducción del gen de otras especies. De esta manera, se obtiene el mismo organismo pero con información añadida de otro organismo.

La incorporación de estos alimentos transgénicos en el mercado alimentario, ha provocado cierta controversia y debate científico, político y social con respecto a sus posibles beneficios e inconvenientes.

Entre sus posibles ventajas, son muchos los que destacan que las cosechas de alimentos modificados genéticamente tienen el potencial de eliminar el hambre en el mundo, sobre todo en los países en vías de desarrollo, ya que la modificación genética puede producir cantidades grandes de alimentos (las cosechas son más resistentes de cara a los parásitos y a la sequía) que sean más nutritivos. No obstante, hay opiniones que desmienten esta posible ventaja, ya que el hambre en el mundo no es un problema de falta de alimentos sino de la mala gestión que se hace de ellos.

Otra posible ventaja, directamente para el consumidor, es que mediante esta técnica de modificación genética, se pueden conseguir alimentos con mejores cualidades organolépticas (mejor sabor, textura, color, olor…), una vida útil más larga y/o más concentración de nutrientes. Las técnicas de manipulación del gen se pueden utilizar, por ejemplo, para cambiar el contenido de triglicéridos de los aceites añadiendo ácidos grasos del pescado azul sin la desventaja del olor a pescado.

Los partidarios de los alimentos transgénicos, ven también ventajas para la agricultura, como la reducción de los costes en la producción, mejora de la calidad de los vegetales, la mayor tolerancia a los herbicidas, la menor necesidad de agua y por lo tanto mayor resistencia a la sequía, la reducción de los nitratos existentes en la planta y la mayor resistencia a temperaturas extremas.

A pesar de las posibles ventajas que pueden tener los alimentos genéticamente modificadas, gran parte de la población tiene la percepción de que este tipo de alimentos no son seguros, se presentan como un potencial riesgo para la salud y tienen muchos inconvenientes.

Así pues, en cuanto a los posibles efectos negativos de los transgénicos, los más relevantes pueden dividirse en tres grupos, según afecten a la salud humana, al medio ambiente o a la economía.

Los principales riesgos de efectos nocivos de los alimentos transgénicos en la salud, son la transferencia de la resistencia antibiótica de los organismos modificados genéticamente hacia los humanos o animales anulando el efecto de los medicamentos antibióticos, la posible toxicidad y también la aparición de nuevas enfermedades y/o alergias. No obstante, todos estos riesgos han sido y son objeto de estudio, y de momento, no se han confirmado datos científicos que indiquen que existe un peligro sanitario relacionado con este tipo de alimentos.

Con respecto al medio ambiente, aquí si muchos estudios pueden afirmar que la producción de alimentos transgénicos, podría propiciar una disminución de la biodiversidad vegetal y la aparición de plantas resistentes a los herbicidas, debido a la mayor resistencia de los transgénicos frente a los vegetales convencionales.

En cuanto a los efectos negativos para la economía, tan sólo comentar la gran polémica que generan por la dependencia del sector agrícola a las multinacionales productoras de las semillas transgénicas y sus productos fitosanitarios específicos.

A pesar del gran número de estudios y de información publicada para valorar la seguridad o inseguridad de estos alimentos modificados genéticamente, la gran diferencia de opiniones y de resultados, no hacen más que desconcertar al consumidor, que se encuentra ante la duda de si los transgénicos son totalmente seguros o si por el contrario, representan un peligro y tiene que evitar consumirlos.

En el siguiente artículo, te explicaremos si nosotros como consumidores, tenemos la posibilidad de escoger entre los alimentos transgénicos o los que están libres de ellos, y como poder detectarlos en las etiquetas de los alimentos.

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materno infantil por la Escuela Universitaria de Infermería de Sant Joan de Déu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) y miembro de la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (CAT000273).

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*