caes
Home » Nutrición » Salud » Alimentos para la artritis reumatoide
artritis

Alimentos para la artritis reumatoide

La artritis reumatoide se define como un estado inflamatorio que afecta a las articulaciones, provocando dolor, dificultad de movimiento y deformación. Las principales zonas afectadas son manos, pies, muñecas, hombros, codos y rodillas. Afecta más al sexo femenino y se trata de una enfermedad crónica que puede llegar a afectar otros órganos como el corazón, los pulmones y los riñones. La causa de la aparición de la enfermedad es desconocida aunque se han podido encontrar alteraciones en el sistema inmunológico del individuo que la padece.

Según el estudio EPISER , llevado a cabo por la Sociedad Española de Reumatología con datos recogidos entre los años 1998 y 1999, la artritis reumatoide afecta a 200.000 personas en nuestro país, con un diagnóstico de 20.000 casos nuevos cada año. Aunque de las enfermedades reumáticas más comunes es la menos prevalente ( 0,5% ), es la que está asociada a una peor calidad de vida, junto con la artrosis de rodilla y la lumbalgia, con respecto a limitación física.

Como en muchas enfermedades uno de los puntos de mira ha sido analizar los hábitos alimentarios de las personas afectadas con la intención de establecer una causa-efecto. O ejercer algún tipo de control sobre la alimentación para minimizar los síntomas.

Entre los tratamientos que se han llegado a imponer algunas personas se encuentran desde seguir una dieta vegetariana, eliminar algún alimento, permitir muy pocos e incluso a realizar ayunos durante unos días con el fin de identificar algún tipo de cambio. Hasta el momento no se ha podido determinar que las restricciones alimenticias aporten beneficios significativos sobre la enfermedad. La exclusión de ciertos alimentos pueden llevar a dietas desequilibradas con déficits nutricionales y consecuencias indeseables.

Se están realizando estudios con algunos nutrientes que parece ser que están aportando alguna respuesta en el tratamiento y prevención de la artritis reumatoide, aunque habrá que esperar un cierto tiempo para ver resultados más definitivos.

Entre estos nutrientes se encuentran vitaminas y minerales con acción antioxidante como la vitamina C, vitamina E y el zinc. Todos ellos con efecto protector. Si queremos seguir una alimentación en vitaminas y minerales antioxidantes debemos incorporar a nuestra dieta fruta fresca, que nos aportará vitamina C, sobretodo cítricos y tomates. Para la vitamina E semillas oleaginosas (pipas de girasol, de calabaza…), aceite de oliva virgen extra y cacahuetes. Y los representantes del zinc los encontramos en el mar, donde marisco y crustaceos son los mayores portadores

Un alimento que está en continuo estudio es el aceite de oliva (o más concretamente el ácido oleico), el cual está demostrando disminuir el riesgo de padecer la enfermedad.

Mirado más en perspectiva podemos decir que la mejor alimentación que se puede seguir para minimizar los efectos de la artritis reumatoide es aquella que incluye alimentos frescos, con una correcta carga de vitaminas, minerales y antioxidantes, que podemos encontrar mayoritariamente en frutas y verduras frescas y de temporada. Y, por supuesto, también con la cantidad correcta kilocalorías que nos ofrecen los hidratos de carbono, principalmente complejos, presentes en cereales integrales y pseudocereales (arroz, avena, espelta, kamut, mijo, quinoa, trigo sarraceno…) y legumbres. Las proteínas (legumbres, huevos, pescado y carne magra) y grasas, minimizando las saturadas, por supuesto. Esto podemos conseguirlo potenciando el consumo de pescado, especialmente azul, utilizar aceite de oliva virgen para cocinar y aliñar, consumir frutos secos (crudos o tostados) y reducir el consumo de mantequillas, sebo, carnes grasas, embutido y  bollería industrial. Y no nos olvidemos de la fibra (fruta, verdura, legumbres y granos integrales) ni del agua. Es decir, dieta equilibrada y saludable.

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Sentir es tu revista online, independiente y de alimentación y estilo de vida saludable. Está formada por un equipo experto multidisciplinar con Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y pertenece a Menja sa.

3 comentarios

  1. LA realización de actividades cotidianas son la mayoría de las veces una gran molestia para las personas aquejadas por artritis, las actividades se dificultan debido a no poder mover de manera natural las zonas del cuerpo dañadas.

    http://consejoscontralaartritis.blogspot.com

  2. Es importante advertir que debe consultar con su doctor antes de tomar suplementos o hacer una dieta especial. Ya que estas tácticas pueden interactuar con sus medicamentos de manera involuntaria.
    Además de la dieta balanceada mencionada para los pacientes, es útil además identificar aquellos alimentos que pueden ayudar a disminuir la inflamación típica de la enfermedad, según la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos o Agencia de Drogas y Alimentos) entre los alimentos que cuentan con propiedades antiinflamatorias está la linaza, que por el contenido de ácidos grasos omega -3 lubrica las articulaciones y disminuye el dolor de las mismas. Sin embargo, tenga en cuenta que la semilla de linaza es un laxante natural, así que sea cuidadoso y tome mucho líquido. Su fibra puede impedir la absorción de algunos medicamentos. Además, actúa como anticoagulante, así que tenga precaución cuando tome medicamentos de este tipo, aspirina, u otros AINE;
    Aumentar su ingesta de fibra derivada de frutas, verduras y cereales integrales también le ayuda a disminuir la inflamación. Las investigaciones muestran que incluir fibra en la dieta resulta en menores niveles de proteína C reactiva en sangre, la cual indica inflamación. Las fresas, sean frescas o congeladas, parecen ofrecer particular beneficio en los niveles de esta proteína.
    Con respecto a los suplementos, los investigadores han descubierto que las personas con AR presentan niveles bajos de selenio, mineral que se encuentra en productos integrales (además de la semilla de ajonjolí y el ajo). El selenio actúa como antioxidante. El ajo, por ejemplo, puede aumentar los niveles de antioxidantes en el cuerpo y tiene propiedades antiinflamatorias.
    Una pregunta frecuente es: ¿Pueden causar inflamación determinados alimentos?
    Del mismo modo que algunos alimentos parecen aliviar la inflamación, los compuestos de otras la empeoran. Consumir hamburguesas, pollo y otras carnes a la parrilla o fritas a altas temperaturas aumentan ciertas sustancias en la sangre llamadas AGE (productos finales de glucosilación avanzada). Aunque no existe una correlación directa entre los AGE y la artritis, se han detectado niveles altos de ellos en los individuos que presentan inflamación.
    Otras sustancias que pueden elevar la inflamación son los ácidos grasos omega 6, que se encuentran en muchas carnes, yema de huevo, comidas fritas y alimentos chatarra. Ingerir más ácidos grasos omega 6 que omega 3 incrementa el riesgo de inflamación articular y obesidad.
    Finalmente, si su deseo es disminuir la inflamación por medio de los medicamentos y ayudándose de un estilo de vida saludable con una dieta ejemplar, lo mejor es optar por alimentos saludables y balanceados. Y no olvide siempre consultar previamente a su doctor.

  3. Buenas noches yo les quiero moestrar una pagina donde viene mucha informacion sobre esta enfermedad desde alimentacion hasta tips para la salud y cuidarte dia a dia muy buena http://artricenter.org/ visitenla 😀

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*