caes
Home » Recetario » Recetas » Postres » Receta de Brunyols (buñuelos) de l’Empordà
gastronomia en cuaresma

Receta de Brunyols (buñuelos) de l’Empordà

Te presentamos una receta típica para hacer en cuaresma. Los buñuelos de l’Empordà es un postre para chuparse los dedos.

Ingredientes para 40 buñuelos

  • 350 gr de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • 20 gr de levadura prensado de pan
  • 60 gr de azúcar
  • 50 ml de leche
  • raspaduras de limón
  • 3 huevos
  • un poco de sal
  • ½ copa de anís
  • 1 cucharadita de Matalauva molida
  • aceite para freír
  • azúcar para azucarar los buñuelos

Preparación:

1. Mezcla la leche tibia con la levadura y 100gr de harina

2. Forma una bola y dejar reposar tapada con un paño unos 30 minutos

3. Forma un volcán con la harina que queda y ponga la en el centro los huevos, la sal, la mantequilla, el azúcar, el anís y la Matafaluga

4. Añade la masa reposada

5. Trabaja con las manos hasta obtener una masa fina y blanda

6. Unta con cuidado las manos con aceite y forma bolitas y coloca en una bandeja también untada con aceite

7. Deja reposar más o menos 1 hora, hasta que aumenten aproximadamente el doble de su volumen

8. Pasado este tiempo poner el aceite a calentar, y cuando esté bien candente haz un agujero en medio a las bolitas y entonces fríelas.

9. Tal y como las saques del fuego ponle azúcar.

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materno infantil por la Escuela Universitaria de Infermería de Sant Joan de Déu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) y miembro de la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (CAT000273).

2 comentarios

  1. Como Valenciana no puedo más que decir que esto es un manjar! Lástima que sólo nos acordemos de hacerlos cuando llegan las fallas…

  2. Rosa Maria Espinosa

    Hola Elena! Tienes toda la razón, un manjar! Yo creo que precisamente porque van ligados a una tradición, y por lo tanto a temporalidad, los apreciamos aun más. Saludos!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*