caes
Home » Nutrición » Artículos de nutrición » Comer fuera de casa en verano
picnic-en-verano

Comer fuera de casa en verano

Si durante el verano queremos comer fuera de casa, ya sea en la playa, la piscina o a la montaña, hay 3 aspectos muy importantes a tener en cuenta a la hora de escoger el menú:

– La higiene y seguridad de los alimentos

– La Importancia de la hidratación

– La alimentación saludable

En relación a los 3 anteriores, decidiremos cuáles serán las preparaciones más adecuadas para llevarnos.

Higiene y seguridad de los alimentos

La temperatura es un factor clave en la seguridad alimentaria, junto con la higiene con la que elaboramos los alimentos, claro está.

Las altas temperaturas favorecen el crecimiento de microorganismos, y por lo tanto el verano es una época idónea para su proliferación. De modo que hace falta extremar las precauciones de manipulación y conservación de los alimentos, trabajando en las máximas condiciones de higiene, y manteniéndolos en refrigeración o congelación según sea el caso.

Refiriéndonos al tema que hoy nos corresponde, diremos que si queremos pasar el día fuera y llevarnos la comida, será básico contar con una buena nevera portátil, con las placas refrigerantes más adecuadas a su medida y a la cantidad de alimentos, así como unas fiambreras adecuadas.

Hará falta al mismo tiempo evitar llevarnos alimentos como carne, pescado o huevos crudos para ser consumidos como tal; sino que será imprescindible llevarlos cocidos de casa. Si es así, recordemos que cocinar con antelación significa que una vez cocinados, deberemos asegurarnos de que los alimentos se enfríen lo más rápido posible (en menos de 2 horas), y una vez fríos ponerlos rápidamente en la nevera y bien tapados.

Y en lo que respecta a las salsas (mayonesa, allioli, salsa rosa, salsa tártara, etc.), debemos recomendar que estas sean preferiblemente compradas, y no caseras. Y no se deben mezclar con los alimentos hasta el momento justo de servir. En este sentido diremos que mejor que compremos la cantidad justa de consumo, puesto que es preferible que una vez lleguemos a casa tiremos todo lo que nos haya sobrado.

Importancia de la hidratación

El hecho de encontrarnos al aire libre, sometidos a temperaturas altas, implica poner algo más de atención en nuestra hidratación, puesto que el agua del cuerpo tiene la función de ayudarnos a eliminar el calor corporal sudando. Si la cantidad de agua del cuerpo es insuficiente, perdemos esta capacidad y por lo tanto el calor nos puede producir efectos indeseables.

Por esto es importante llevar siempre agua; pero al mismo tiempo podemos utilizar la alimentación como herramienta de hidratación: la fruta, las ensaladas o las cremas o sopas frías son un muy buen remedio, a la vez de aportarnos los minerales que perdemos con el sudor, y antioxidantes y carotenos que nos ayudarán a mantener la piel en plena salud para combatir los efectos nocivos de los rayos del sol.

La alimentación saludable

Comer fuera, o preparar la comida con antelación, no significa no poder seguir con las pautas de una alimentación saludable.

Recordemos que una comida equilibrada es aquella que contiene una porción del grupo de farináceos y féculas, junto con una porción del grupo de las verduras y hortalizas y una porción del grupo de las proteínas. Al mismo tiempo, recomendamos que las comidas sean sencillas y de fácil digestión.

Por todo ello, os proponemos los siguientes platos, fáciles de hacer e ideales para llevar, teniendo en cuenta, claro está, las pautas de manipulación y conservación ya comentadas.

Primeros platos

  • Gazpacho
  • Gazpacho de sandía
  • Crema de melón
  • Zumo de tomate

Según platos

  • Ensalada de arroz, lechuga, tomate, pimiento rojo, cebolla tierna, zanahoria, pollo
  • Ensalada de lechuga, tomate, zanahoria, maíz, pasta, piña, kiwi, atún, palitos de cangrejo
  • Ensalada de patata, tomate, huevo duro, atún, pimiento rojo, pimiento verde, olivas, cebolla tierna

Y de postre siempre podemos acercarnos a algún chiringuito de la playa, para hacer de la jornada un día redondo, con un delicioso helado.

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materno infantil por la Escuela Universitaria de Infermería de Sant Joan de Déu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) y miembro de la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (CAT000273).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*