caes
Home » Recetario » Recetas de cocina » Sopas y cremas » Receta de Crema de guisantes y avena
Aprovechando la temporada, te proponemos una receta con los guisantes como ingrediente principal. ¡Buen provecho!

Receta de Crema de guisantes y avena

Aprovechando la temporada, et proponemos una receta con los guisantes como ingrediente principal. ¡Buen provecho!

Ingredientes (para 4 personas):

•    400 g de guisantes congelados
•    1 litro de caldo de verduras suave o agua
•    5 c/s de copos de avena
•    Semillas de sésamo negro
•    40 g de menta fresca
•    200ml de aceite de oliva virgen extra
•    Sal y pimienta recién molida

Elaboración:

  1. Pon el caldo de junto con los copos de avena y cuece unos 5 minutos
  2. Introduce los guisantes congelados en el bol de la batidora, añade el caldo anterior caliente por encima para escaldarlos y tritura inmediatamente. Este paso es importante para mantener el verde de la clorofila
  3. Salpimienta al gusto y sirve la crema decorada con unas semillas de sésamo negro y el aceite de menta

Para elaborar el aceite de menta fresca:

  1. Pon los 200 ml de aceite de oliva en un recipiente de cristal e introduce los 20g de menta fresca
  2. Deja reposar 24 horas y cambia las hojas de menta por los 20 g restantes
  3. Deja reposar otras 24 horas y cuélalo y resérvalo en un bote de cristal donde no le de la luz para usarlo cuando lo necesites

Valor nutricional para 1 ración:

Tabla nutricional Energía
(Kcal)
Proteínas
(g)
Hidratos de Carbono
(g)
Grasas
(g)
Fibra
(g)
Sodio
(mg)
Colesterol
(mg)
Valoración nutricional 315 9,5 26,2 17,5 7,1 4,5 0
%RDA 16% 13% 10% 26% 28,4% 0,2% 0%

*Las RDA hacen referencia a las recomendaciones nutricionales diarias para una dieta equilibrada para adulto. Los % son orientativos, ya que hay RDA que pueden variar de una persona a otra

Comentario dietético:
A diferencia de otros cereales como el trigo o el arroz, acostumbra a consumirse integral, lo que hace incrementar el contenido en fibra de los platos que la contengan.
Los guisantes, que en esta receta se utilizan congelados, y por lo tanto son frescos o tiernos y no secos, estarían en este caso a medio camino entre una legumbre y una verdura. Aunque botánicamente pertenece a la familia de las leguminosas, al consumirse tiernos, nutricionalmente son más parecidos a una verdura. Destaca, del guisante, su contenido en vitamina B1 o tiamina.
Los minerales más destacados en este plato son el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro. El primero es un mineral muy presente en nuestro cuerpo y muy extendido en los alimentos. Junto con el sodio participa en el equilibrio de las membranas celulares. El potasio (y también el sodio y el cloro) se pierden principalmente a través del sudor y de la orina. Así, en situaciones en las que exista pérdida excesiva de líquidos debemos asegurar su reposición.  La mayor parte del magnesio corporal se concentra en nuestros huesos, junto con el calcio y el fósforo. Participa en el funcionamiento de algunas enzimas y en la contracción muscular, entre otras. El calcio, gran representante de nuestros huesos y dientes, está implicado también en la función muscular. El calcio y el hierro, en este caso, se absorbe poco por ser de origen vegetal.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materna infantil por la Escuela Universitaria de Enfermería de Sant Joan de Deu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy Miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) (CAT000273).
2 comentarios
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*