caes
Home » Entrevistas » “Una dieta alta en proteínas se aparta del ser humano”
dieta hiperproteica

“Una dieta alta en proteínas se aparta del ser humano”

Este doctor catedrático en Nutrición –que ha realizado el estudio de intervención nutricional más amplio de Europa y de gran repercusión mundial– alerta de que no somos realmente conscientes de la amenaza que supone la obesidad.

Ávidos de calor y en busca de cualquier rayo de sol. El mes de mayo está llegando a su fin y ya olemos el verano. Con ello, llegan muchos complejos ocultos tras los abrigos y las bufandas: los quilos de más. Pues bien, mucho cuidado con ponerse a régimen, y menos hacerlo por uno mismo. Según un artículo científico que acaba de publicarse, y que está basado en un estudio epidemiológico, la dieta hiperproteica continuada podría asociarse al aumento de peso y a un mayor riesgo de muerte. Así de crudo. La dieta mediterránea equilibrada combinada con la actividad física sigue siendo la más indicada para conseguir un peso saludable y esquivar el riesgo cardiovascular. Conversamos con el doctor Jordi Salas, uno de los autores. Es catedrático de Nutrición y Bromatología de la URV y miembro del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN). Ha publicado más de 150 artículos en revistas nacionales e internacionales y ha editado 5 libros y ha participado como coautor en la redacción de otros 47.

Se acaba de publicar un artículo que asegura que la alta ingesta de proteínas de la dieta se asocia con un aumento en el peso corporal y el riesgo total de muerte en personas con alto riesgo cardiovascular. A priori asusta, ¿cómo lo tenemos que interpretar?
Hay una gran controversia con la cantidad de proteínas a ingerir. Muchos estudios decían hasta ahora que podían tener un efecto saciante y esto podría asociarse a una disminución del peso. Pero también se ha dicho que un exceso de proteínas puede conllevar un exceso de mortalidad porque se puede asociar a alteraciones de la función renal. Lo cierto es que las cosas no son tan claras ni en un sentido ni en otro. La única manera de saberlo sería hacer un ensayo clínico con muchas personas con alto riesgo cardiovascular y dar dos dietas diferentes, pero no es factible hacerlo. Por eso nosotros hemos hecho un estudio epidemiológico con datos que tenemos de más de 7.000 personas para ver si hay una asociación, y no una causa-efecto, y sí, hemos constatado que la dieta hiperproteica continuada hace subir el peso.

Pero, ¿podemos hacer sin ningún problema una dieta puntual basada en las proteínas?

No se lo podría decir porque no hay suficientes evidencias para recomendársela o decirle que vaya con cuidado. No obstante, una dieta alta en proteínas se aparta del ser humano, de lo que siempre hemos comido y del aporte de energía recomendado.

Una dieta alta en proteínas se aparta del ser humano. Clic para tuitear

¿Qué es una dieta milagro?

Una dieta que de alguna manera ofrece algo que no se ha probado y que muchas veces no se tiene constancia de su eficacia. Me preocupa la seguridad de seguirlas porque intenta vender resultados absurdos.

¿Y cuántas tiene identificadas usted?

¡He escuchado muchísimas! Cada dos meses sale una de estas populares, como la de la alcachofa… Y también hay personas que las popularizan, como la Dukan, la del Marqués de Montignac o la Atkins.

dieta hiperproteicaEste artículo recientemente publicado es una segunda lectura del estudio PREDIMED . ¿Qué buscó este estudio?

El PREDIMED se diseñó para ver si la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva y frutos secos era mejor en relación a una dieta baja en grasas en la prevención de la enfermedad cardiovascular. Demostramos que las personas que la seguían tenían un 30% menos de riesgo cardiovascular y mortalidad. Además observamos un beneficio en la prevención de la diabetes, en la enfermedad arterial periférica, la arritmia cardíaca y la embolia cerebral. Incluso las personas con síndrome metabólico revertían la situación y desaparecía este síndrome en la dieta con aceite y frutos secos.

¿Cómo se hizo este estudio?

Con más de 7.400 personas seguidas durante una media de cinco años. Es el estudio de intervención nutricional más grande que jamás se ha hecho en Europa.

Así que, ¿Predimed va a cambiar las recomendaciones dietéticas actuales?

Sí, acaban de salir las guías del 2015. Las recomendaciones dietéticas norteamericanas incluyen ya la dieta mediterránea.

Esto es un hito…

Incluso la American Heart Association también ha recomendado esta dieta. O las guías de medicina de Australia también incluyen las dietas para la prevención de la diabetes. Ha tenido una gran repercusión a nivel mundial.

Casi la mitad de los catalanes de entre 18 y 74 años tienen exceso de peso, por lo que el Departament de Salut de la Generalitat de Cataluña ha recomendado adoptar unos hábitos y una dieta saludables. ¿Somos una sociedad obesa?

Sí, es un problema que la OMS considera hace años como la epidemia del siglo. Año tras año aumenta el número de personas con obesidad o sobrepeso, tanto en países desarrollados como en los que están haciendo una transición nutricional. La prevalencia en España también ha aumentado y aunque la tendencia lleva dos años estancada no es suficiente para decir si bajarán las cifras de obesos o no. Tenemos que tener miedo de la obesidad porque ha cambiado el panorama de la salud de nuestro país: más diabetes, más enfermedades crónicas y algunos tipos de cáncer y otros trastornos.

Estamos casi a la cabeza también en obesidad infantil, ¿esto tiene freno?

Hay que ser cautos porque se necesitan estrategias múltiples para abordar el problema.

El Departament de Salut ha diseñado un plan integral para la promoción de la actividad física y la alimentación saludable. Doctor, usted ya ha trabajado muchísimo en elaborar informes sobre el tratamiento y la prevención de la obesidad, ¿Cómo cree que debería ser ese plan de acción?

Este plan va a ser ejemplar. Ya dijo la OMS que la única forma de frenar esta epidemia era con estrategias a nivel estatal haciendo participar a todos los agentes públicos y también a la industria alimentaria. Hay que facilitar, por ejemplo, la actividad física en los municipios, la educación en las escuelas, las campañas promocionales, etc.

¿Somos realmente conscientes de los riesgos que tiene la obesidad para la salud? Hay un estudio de percepción pública que dice que el 84% de las personas encuestadas no sabe que el exceso de peso aumenta las posibilidades de tener cáncer, por ejemplo.

Rotundamente no. Llevo muchos años dedicándome a ello y también tengo consulta de obesidad y obesidad mórbida en el Hospital Sant Joan de Reus. Durante muchos años he visto personas obesas y en la calle las ven como personas dejadas, descuidadas, que comen mucho… Esta percepción la he visto entre los propios profesionales de la medicina y la enfermería. Esto es una enfermedad como cualquier otra y necesitamos hacer esfuerzos en la prevención, que es lo más importante, y en el tratamiento de las personas que tienen este problema. Hemos de intentar que no lleguen al exceso de peso, cuidar el ambiente que rodea a nuestros niños y adultos. Cada vez tenemos más acceso a la comida y menos a la actividad física.

¿Qué es para usted comer de forma saludable?

Muy fácil: seguir una dieta mediterránea frugal, rica en fruta y verdura, con pocos alimentos procesados, con frutos secos, pescado o carne blanca, de forma repartida durante todo el día. Sería una dieta tirando hacia vegetariana y con productos frescos de temporada que respeten el medio ambiente, que también es importante para la sociedad.

¿Qué importancia le da usted a la actividad física en el estilo de vida que debe acompañar a nuestra alimentación?

El estilo de vida son las actitudes, la dieta y el ejercicio o actividad física. Al final es menos sedentarismo y luchar contra el no hacer nada, dejar de fumar, etc.

¿La forma de comprar que tenemos, cuando vamos al supermercado, influye en qué alimentación vamos a tener?

Sí, compramos con la vista, no planificamos. Un estudiante no lo hace, come lo que encuentra. Antes se hacían menús semanales, ahora comemos lo que encontramos en la nevera. Nos pueden las prisas.

¿Cómo sé que el profesional de la salud al que acudo me va a recomendar la mejor dieta?

Las personas mejor formadas para dar información sobre la dieta que una persona debe seguir son los graduados en nutrición y dietética, que son profesionales con formación de cuatro años dirigida a conocer todo lo que representa la alimentación y la nutrición para la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Además colaboran con otros profesionales.

Las personas mejor formadas sobre la dieta son los graduados en nutrición y dietética. Clic para tuitear

Y usted, ¿come bien?

¡Depende! (ríe). En casa intentamos comer muy bien. A mis hijos, que tengo tres, les hago una ensalada o un gazpacho y están contentos. Cuando hay fruta y verdura, es una fiesta. ¡Tengo suerte! Hacemos tres días por semana legumbres y cada día hay verdura y ensalada para comer y cenar. Carnes pocas. Son las normas. A veces no como todo lo bien que podría, básicamente cuando viajo.

Sobre Raquel Mateos

Raquel Mateos
Licenciada en Periodismo y Máster en Periodismo por la UB-Columbia University de Nueva York. Postgrados, en Periodismo Digital y en Sistemas de Información y Comunicación en la empresa, por la Universitat Oberta de Catalunya. Directora y presentadora de Hat-trick Espanyol de TV3, colaboradora de La Vanguardia y Diario La Grada. Dircom de Ling Drivers European Tour. Directora de cuentas de RRPP de Punta Alta.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*