caes
Home » Nutrición » Alimentos de temporada » El calabacín
el-calabacin

El calabacín

Si te decimos que el calabacín es pariente de la sandía ¿te lo creerías?

¿A qué familia pertenece el calabacín?

Pues sí. El calabacín pertenece a la familia de las cucurbitáceas. Familia a la que también pertenecen el melón, la calabaza y el pepino.

¿En qué estación del año podemos encontrar el calabacín?

Aunque actualmente lo encontramos todo el año, hacia finales de primavera comienza la época natural del calabacín que dura hasta el inicio del otoño. Estamos, pues ante una hortaliza de verano, de sabor especial (algunos con la piel amarga) y con la que se pueden preparar un gran número de recetas con un gran número, también, de técnicas culinarias.

Con un origen incierto, el calabacín está íntimamente arraigado en la cultura culinaria de la franja del Mediterráneo, ya que se conoce su utilización en las cocinas de culturas tan antiguas como la egipcia o la griega.

El calabacín típico y más conocido es el que presenta una forma alargada, con la piel de color verde oscuro con pequeñas manchas también alargadas e irregulares de color verde claro. Pero también podemos encontrar calabacines de piel casi negra y lisa, tonos grises o de color verde claro, amarillo o bicolores. Y formas más estrechas y largas o cortas y redondas…

Propiedades nutricionales del calabacín



Como todas las hortalizas, el calabacín es rico en agua, alrededor del 95 %. La carga energética proviene a partes casi iguales de los glúcidos y de las proteínas: unos 2 gramos de cada nutriente. Y no contiene casi grasa: menos de 0,2 gramos. Todo ello sumado, supone una discreta carga calórica de 17Kcal por cada 100g de calabacín.

Por lo tanto, estaremos hablando de un alimento muy recomendable para muchos tipos de dietas como las de control de peso por su bajo contenido calórico y elevado contenido de agua; dietas para el control de las dislipemias, por su muy baja proporción de grasas; o diabetes, por la poca cantidad de glúcidos presentes.

Entre los nutrientes no energéticos, vitaminas y minerales, el calabacín no es especialmente rico en las primeras. Entre ellas destacan, aunque no mucho, la vitamina C y pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B.

Los minerales se encuentran en mayor presencia en las hortalizas que en las frutas. En el calabacín el potasio es el mineral de mayor cantidad, aunque no llega al 10% de las cantidades diarias recomendadas. Seguido del fósforo y el magnesio.

Su elevado contenido en potasio y pobre en sodio (sólo 3 gramos de sodio en 100g de calabacín), hace que esta hortaliza facilite la eliminación de líquidos a través de la orina. Una característica interesante en situaciones de hipertensión o retención de líquidos.

Otra cosa a destacar del calabacín es su fibra. Las ventajas del consumo adecuado de fibra hace tiempo que se conocen y cada vez más se tiene conciencia de la importancia de ingerir fibra dietética, no sólo por su efecto laxante, si no también por la protección frente a enfermedades del sistema digestivo intestinal y enfermedades metabólicas.

La fibra presente en el calabacín es un tipo de fibra rica en mucílagos, con efectos muy positivos sobre nuestro organismo. Las mucílagos ejercen efecto calmante, suavizante y antiinflamatorio de la mucosa intestinal. Al tratarse también de una fibra soluble, contribuye a ablandar la materia fecal, facilitando así su eliminación en caso de estreñimiento.

El calabacín es una de las hortalizas que no pueden faltar en nuestra dieta. Nos aporta, además de su característico sabor, ventajas nutricionales muy interesantes.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*