caes
el-salmon

El salmón

El nombre de salmón, designa a un conjunto de peces caracterizados para tener un cuerpo alargado con pequeñas escamas redondeadas y una aleta de grasa entre la aleta dorsal y la cola.

Son peces originarios de las zonas frías del hemisferio norte que se reproducen en sus ríos y lagos, aunque hoy en día, el salmón también se cría en piscifactorías de todo el mundo. Así pues, podemos distinguir entre el salmón salvaje, poco abundante, y el salmón de vivero, que tiene una carne menos fina y más grasienta.

El salmón es un pez que puede vivir tanto en agua dulce como salada. Nace en ríos o lagos, y aunque algunas especias pasan toda su vida en estas aguas dulces, algunos ejemplares migran al mar donde pasan gran parte de su vida, para después retornar al agua dulce para reproducirse.

Existen muchas variedades de salmón, pero las dos familias más grandes son el salmón del Atlántico o europeo y el salmón del Pacífico.

Propiedades nutricionales del salmón

Con respecto a su contenido nutricional, hay que decir que el salmón es un pescado azul o graso, y que por lo tanto, contiene un elevado contenido en grasa, aproximadamente un 10% de su peso. No obstante, se trata de una grasa rica en omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol «malo» y de triglicéridos, a la vez que contribuye a elevar ligeramente los niveles de colesterol «bueno».

Se recomienda el consumo de pescado azul al menos dos veces por semana, aún más especialmente a personas con niveles de colesterol y/o triglicéridos altos en sangre, problemas cardiovasculares o riesgo de trombosis.

El salmón es una excelente fuente de proteínas de gran calidad y alto valor biológico, al igual que el resto de pescados.

Con respecto a las vitaminas, que se concentran en las zonas más grasientas del pescado, destacan las liposolubles A y D, así como también algunas del grupo B.

Es fuente de magnesio, yodo, fósforo, selenio, calce y hierro, aunque el contenido de este último mineral es menor que en otros pescados.

El salmón es un pescado de sabor muy apreciado, por lo que se recomienda prepararlo con condimentos simples con el fin de apreciar todo su sabor. Al ser un alimento con gran contenido graso, es mejor cocinarlo sin utilizar aceite, por ejemplo preparándolo a la plancha, en la parrilla, al vapor, al papillote o en el horno. También se puede utilizar como ingrediente para preparar salsas, tortillas, pastas, arroz, etc. No tenemos que olvidar que el salmón también se puede consumir ahumado, por ejemplo en ensaladas, en tostaditas, canapés o bocadillos.

Como pescado azul que es, su contenido en purinas es elevado, y por lo tanto, no está recomendado su consumo en personas con niveles de ácido úrico alto ya que puede desencadenar un ataque de gota.

En caso de hipertensión, es recomendable consumir el pescado fresco, ya que el salmón ahumado contiene gran cantidad de sal que se añade para conservar el producto.

Por último, comentar que el salmón puede contener un parásito conocido como Anisakis y debido a esto debe consumirse cocido, ya que de esta manera lo destruimos. En caso de querer comerlo crudo, tipo Sushi, hay que congelarlo como mínimo dos días para eliminar el parásito o bien comprar el pescado ya previamente congelado.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materna infantil por la Escuela Universitaria de Enfermería de Sant Joan de Deu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy Miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) (CAT000273).
2 comentarios
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*