caes
Home » Nutrición » Alimentos de temporada » Habas tiernas
habas-tiernas

Habas tiernas

Cuando el invierno se aleja las habas empiezan a hacer acto de presencia en las fruterías de cada barrio.

De dónde vienen las habas

El origen de las habas no está suficientemente claro. Mientras unos señalan Oriente Próximo o Europa (zona Mediterránea), otros se decantan por el norte de África e incluso Asia, donde se ha encontrado una variedad de haba más primitiva con semillas más pequeñas.

La primavera es la estación ideal para encontrar estos vegetales y de la misma manera que sucede con los guisantes, si la consumimos tierna, la trataremos como una verdura. Si la consumimos seca, es una legumbre, donde todos sus nutrientes se multiplican.

Propiedades de las habas

Nutricionalmente las habas tiernas son poco calóricas, una ración de 200g contiene alrededor de 40Kcal, la mayoría de las cuales son aportadas por las proteínas y en menor proporción en forma de carbohidratos. Glúcidos, éstos, más digestivos que los presentes en las habas secas.

Tienen muy pocas grasas, apenas llegan a los 0,2 g por cada ración, lo que las hace ideales para dietas hipocalóricas y aquellas situaciones en las que se deban controlar las grasas (colesterol, trigliceridos…). Eso sí, teniendo en cuenta cocinarlas con ingredientes ligeros.

Otra de las ventajas es la cantidad de fibra, ya que un plato de habas ya nos ofrece el 8% de la fibra que debemos consumir en un día. Si, además, acompañamos las habas con otros vegetales, el porcentaje se verá aumentado.

Como ya hemos comentado, el secado hará que los nutrientes estén más concentrados. Sin embargo el haba tierna tiene cantidades apreciables de potasio, fósforo y magnesio. Y también de vitaminas como el ácido fólico, la niacina y los carotenoides (compuestos que se transforman en vitamina A en el organismo). Pero no sucede lo mismo con la vitamina C. Esta está presente en la haba tierna y se pierde más de la mitad en el haba seca.

Favismo

El favismo es una enfermedad genética en la que la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa es deficitaria. Esto provoca que personas afectadas por esta enfermedad puedan intoxicarse con sustancias que para el resto de la población son inocuas.

Dos de estas sustancias están presentes en las habas. Son la Vicina y la convicina. Estas sustancias se hidrolizan y dan como producto otras dos sustancias que tienen la capacidad de oxidar los eritrocitos cuando hay déficit de la enzima mencionada.

La fuente principal de Vicina y convicina son las habas, de ahí que la enfermedad se le haya puesto el nombre de favismo.

Tabla comparativa habas tiernas y habas secas (100g):

diferencia habas frescas y secas

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*