caes
hidratacion en verano

Hidratarse

Importancia del agua

El agua es un elemento imprescindible para la vida. Cuando nacemos, nuestra composición corporal es un 80% agua. Proporción que va disminuyendo conforme nos vamos haciendo mayores. Hidratarse es de vital importancia para nuestra supervivencia. El agua se la llega a considerar también un alimento.

Funciones del agua

Las funciones que realiza el agua en nuestra vida son bastante variadas:

  • Transporta nutrientes y oxígeno
  • Elimina sustancias de residuo
  • Interviene en procesos de digestión, absorción y metabolismo
  • Forma parte de la sangre (83%)
  • Es parte implicada en la regulación de la temperatura corporal; una función acentuada en la época veraniega en la que nos encontramos, dado que con el sudor conseguimos eliminar el exceso de temperatura corporal y refrescamos la superficie de la piel

Hidratarse

El cuerpo pierde agua a través de la transpiración, por la orina, por las heces y por la respiración. Estas pérdidas son alrededor de 2,3 L diarios que deben reponerse también diariamente. Hay situaciones en las que la cantidad perdida puede verse incrementada, como es el caso de la práctica deportiva, gastroenteritis, fiebre, mujeres lactantes, ambientes muy fríos y ambientes calurosos. Es importante, pues, tener agua a nuestro alcance.

A través de nuestra alimentación habitual (verduras y frutas principalmente) ya aportamos 1 litro. El resto podemos hacerlo en forma de líquidos. Y aunque el agua debe ser nuestra principal fuente de hidratación, de vez en cuando podemos incluir alguna variación.

Hidratarse en verano

En verano apetece mucho tomar frutas y verduras frescas y elegir aquellas con mayor contenido de agua será siempre una buena idea (lechuga, pepino, sandía, melón …). También podemos jugar con la forma de preparar las comidas y optar por los purés o cremas, sopas frías, licuados de fruta y/o hortalizas (gazpachos, cremas de verduras, zumos de fruta …). Las gelatinas también llevan mucha agua y son una buena opción para el postre. La leche y los licuados vegetales son alimentos con un gran contenido de agua.

Si la hidratación que no aportamos con la comida debemos aportarla con líquidos, como hemos dicho. Que éstos sean principalmente agua sola. Otras maneras pueden ser a través de infusiones (que en verano se pueden tomar frescas) y ocasionalmente aguas saborizada o refrescos.

Una manera de preparar agua saborizada en casa es mezclando agua con zumo de limón y un poco de azúcar o edulcorante sin calorías.

Recordemos que las bebidas con alcohol no son un buen recurso para hidratarnos. Por el contrario, el alcohol aumenta la pérdida de agua corporal y, por tanto, incrementa las necesidades hídricas.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*