caes
Home » Nutrición » Artículos de nutrición » La Mona…¿de chocolate?
mona de pascua

La Mona…¿de chocolate?

En estas fechas, contemplar los escaparates de las pastelerías y las panaderías es una auténtica delicia para la vista. Se pueden observar verdaderas obras de arte hechas de chocolate y parece como si los pasteleros compitieran para exhibir las figuras y las esculturas más espectaculares. ¿Sin embargo, de dónde viene el origen de esta tradición?

La mona es un alimento típico de las regiones de Aragón, Valencia, Cataluña y ciertas zonas de Murcia. Es una tradición que simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado.

Como acostumbra a pasar con las tradiciones, hay bastante controversia sobre el origen de la palabra mona. Hay quien dice que tiene un origen árabe y que proviene de munna, término que significa «provisión de la boca» o «regalo». Otros afirman que viene de munus, palabra que significa también regalo pero que tiene un origen griego. Algunos apuntan que viene de la palabra latina munda, que también significa regalo y de mundum, «panera adornada y llena de objetos».

Sea cuál sea el origen de la palabra, el significado apunta a que se trataba de un regalo u obsequio, ya que la mona era, y todavía es, el regalo del padrino a su ahijado el Domingo de Pascua o Pasqua Florida, que se come el lunes de Pascua o «día de la mona».

Las Monas, sin embargo, antiguamente no eran de chocolate, sino que se trataba de pasteles con huevos duros por encima, tantos huevos duros como años tenía el ahijado, aunque nunca superaba los doce, ya que sólo se regalaba hasta que los niños hacían la primera comunión. Actualmente, hay monas que mantienen esta tradición de los huevos, aunque se acostumbran a pintar de colores. No obstante, la mayoría han sustituido los huevos por huevos de chocolate. El que se hayan mantenido los huevos en las monas se debe a que son el símbolo de la Pascua y representan el principio de la vida y la resurrección primaveral.

Pero la actual mona, es una creación reciente que data del siglo XIX, momento en el que las monas pierden su sencillez inicial y su presentación se hace más complicada. Con el tiempo, la mona se ha ido adornando con plumas de colores, pollitos, anises plateados, confetis de colores, figuritas de chocolate, muñecos, etc. La introducción del chocolate en las monas, parece ser que se originó en Barcelona en el siglo XVI con la llegada del cacao de América y hoy en día, nadie duda de que es este alimento el que se ha acabado convirtiendo en el protagonista y la base de las monas.

El chocolate se obtiene de la mezcla de las semillas de cacao, su manteca, azúcar y otros ingredientes según el tipo de chocolate que se quiera obtener: con leche, frutos secos, frutas desecadas…

Nutricionalmente, el cacao destaca por su contenido en grasa y proteína, pero también por su importante contenido en vitaminas del grupo B, como el ácido fólico y la tiamina, y minerales como el fósforo, el potasio y el magnesio. Además es una fuente de antioxidantes que todavía están en estudio por su papel beneficioso en la salud, pero del que ya podemos destacar que ayudan a mantener en buen estado las defensas del cuerpo y que protegen las arterias de enfermedades cardiovasculares. El cacao contiene también Teobromina, una sustancia estimulante del sistema nervioso similar a la cafeína.

En el caso del chocolate, normalmente aumenta el porcentaje de grasa, ya que como hemos comentado, se mezcla el cacao con su manteca y con otras grasas menos saludables, además del azúcar y otros ingredientes, motivo por el que su contenido calórico aumenta y pierde en gran medida los efectos de protector cardiovascular y antioxidante que tiene el cacao puro.

Por lo tanto, nuestro consejo es que te prepares o compres una mona hecha con chocolate lo más rico en cacao puro posible, para, a más de disfrutar del día festivo, contribuir a cuidar tu salud.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materna infantil por la Escuela Universitaria de Enfermería de Sant Joan de Deu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy Miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) (CAT000273).
3 comentarios
  1. Avatar

    Hola! Soy de la comarca del campo de Cartagena, aquí la mona también es tradicional aunque aquí su elaboración es bastante simple. Una masa parecida a la de los rollos de Pascua con un huevo duro en el centro.

  2. Avatar

    Hola! A mí las monas de chocolate me encantan, porque soy una fanática total del chocolate… Siempre que puedo tengo chocolate en casa y no puedo estar sin comer un pedacito de vez en cuando! Ahora tengo unos bombones de Nestlé Caja Roja que me regaló mi hermana a través de Díselo con Chocolate, y tengo que ir con cuidado para no comerlos todos de golpe! 😀
    Miriam

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*