caes
la uva

La Uva

Si nos hacen decir una fruta que acompañe la llamada Dieta Mediterránea sin duda esta es la uva. Materia prima de uno de los productos que definen la tríada Mediterránea (trigo, olivo y vid), la uva comenzó a ser cultivada por el hombre ya desde la prehistoria.

¿De dónde proviene la uva?

Su origen parece bastante definido, la zona del mar Caspio, desde donde se esparció por el mundo, primero hacia los países de la cuenca mediterránea, después por el resto de Europa y posteriormente al continente americano por parte de los españoles.

En qué estación del año encontramos uvas

La época del año en la que se puede empezar a encontrar uva de temporada es ahora, a finales de Septiembre y se alarga durante todo el otoño e inicios del invierno.

De la vid se consume tanto la fruta como las hojas (de algunas variedades). Incluso del tronco se ha hecho (y se hace) uso, ya no como parte comestible pero sí decorativa.

Actualmente la mayor parte del cultivo de la vid está destinado a la producción de vino. Aún así la uva es de las frutas más consumidas durante el otoño (sin contar el 31 de diciembre).

Propiedades nutricionales de la uva



Existe el mito, nutricionalmente hablando, que la uva «engorda». A pesar de ser de las frutas con más cantidad de kilocalorías cabe decir que no existe ningún alimento que engorde, así como tampoco lo hay que adelgace ya que todo depende de las cantidades que se consuman y como es el resto de la nuestra alimentación. La uva, de la misma manera que el resto de frutas, llevan dentro de su composición fructosa, un azúcar simple que debe su nombre precisamente por ser descubierta en la fruta. La cantidad glúcidos presentes en la uva es de aproximadamente 24g por cada 150g de producto y unas 100 Kilocalorías. No tantas si tenemos en cuenta las 300, 400 ó incluso 500Kcal que pueden contener algunos postres elaborados. Además, la carga de azúcares dependerá de las condiciones en las que se haya cultivado. Cuanto más frío menos azúcares.

Pero no sólo en Kilocalorías debemos pensar cuando tenemos una ración de uvas delante ya que éstas esconden unos cuantos ases que las hace interesantes incluir dentro de las frutas de consumo habitual durante el otoño. Ya hablábamos en un artículo publicado sobre la uva, su aspecto y su relación con la salud Los taninos y los antocianos, presentes en mayor cantidad en la uva negra, tienen efecto antioxidante y cardioprotector, por lo tanto, vale la pena enriquecer nuestra alimentación con ellas.

Entre otros nutrientes presentes y a destacar está el ácido fólico, la vitamina B6, el potasio, el magnesio y el fósforo. Contiene cantidades poco apreciables de grasas y de proteínas. Y en cuanto a la fibra, especialmente presente en la piel y las semillas. De ahí la recomendación de consumir la uva entera, sin pelar y con las semillas.

Y como sabemos que os hemos hecho venir ganas de comer uvas os dejamos una receta que, a pesar de ser veraniega, seguro que todavía apetece hacerla.

Ajoblanco con uvas

O  ¿qué hay más sencillo y bueno que merendar una taza llena de uvas y acompañarlo con un buen trozo de pan hecho del día? Y podemos completar nuestra tríada añadiendo, sobre el pan, un chorro de aceite de oliva virgen ¡Inmejorable!

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*