caes
las cerezas

Las cerezas

Cuando llega la primavera los mercados de fruta se llenan de los más vivos colores. En esta época estallan las frutas de color naranja y rojo, que toman el relevo a las más discretas del invierno. A medida que el rojo de las fresas desaparece, se abre paso el intenso y brillante color de las cerezas.

Propiedades nutricionales de las cerezas



Aparte de ser una fruta excelente al paladar, las cerezas tienen numerosas propiedades para el organismo y aunque no destacan por ningún nutriente en especial, los contienen todos en pequeñas cantidades, excepto la vitamina B12. Tienen una buena proporción de azúcares, sobre todo fructosa, que las hace aptas para los diabéticos, y son muy bajas en grasa y proteínas. Contienen pequeñas cantidades de vitaminas A, B, C, y E, y de todos los minerales, sobre todo potasio, con propiedades diuréticas.

Pero la cereza tiene más componentes que la hacen muy interesante, como los ácidos orgánicos, que actúan como estimulantes de las glándulas digestivas y como depurativos de la sangre. Las cerezas más ricas en estos ácidos son las de color más claro, y sobre todo las que son ácidas.

También es destacable el contenido en fibra soluble, formada sobre todo por pectina. 100 gramos de cerezas aportan un 10 por ciento de la fibra diaria recomendada, de ahí que las cerezas tengan un suave efecto laxante y reductor del colesterol.

La cereza contiene flavonoides, unas substancias que la hacen diurética, antioxidante e incluso anticancerígena. Según investigaciones recientes, al ácido elágico, uno de esos flavonoides, se le atribuye la capacidad de neutralizar a las substancias cancerígenas.

Y por si fuera poco, tienen una acción antiinflamatoria y reumática, gracias al ácido salicílico que contienen y que es el precursor natural de la aspirina. Está presente en cantidades pequeñas pero suficientes para hacerse notar.

Las cerezas resultan muy efectivas en casos de obesidad, puesto que se deben consumir de una en una y harían falta muchas, y también mucho tiempo, para llegar a las calorías que encontramos en sólo dos mordiscos rápidos de pastel. Los diabéticos también las toleran bien, pero siempre en cantidades moderadas.

Con las cerezas incluso se pueden hacer curas depurativas, que pueden resultar útiles en afecciones crónicas, para eliminar toxinas, siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud. Una recomendación final, para disfrutar plenamente de las cerezas y no sufrir ningún efecto adverso derivado de un consumo rápido y excesivo, es necesario masticarlas y ensalivarlas muy bien.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*