caes
Home » Mindfulness » Psicología » Qué hacer cuando nuestro entorno influencia nuestra salud y peso corporal
nuestro entorno influencia nuestra salud y peso

Qué hacer cuando nuestro entorno influencia nuestra salud y peso corporal

Durante muchos años, se ha aceptado que los problemas relacionados con el peso son, principalmente, una cuestión de responsabilidad individual. Su tratamiento, basado en dieta y ejercicio físico riguroso, requiere de considerable autodisciplina y fuerza de voluntad. Por tanto, si no se obtienen los resultados esperados, toda la experiencia se vive como un fracaso personal, lo que favorece el estigma relacionado con el peso.

Sin embargo, ahora sabemos que nuestro peso corporal y nuestro estado de salud no dependen al 100% de nosotros y de nuestra voluntad, sino que están influenciados por un conjunto de factores (internos y externos) a los que estamos expuestos.

El acceso a alimentos saludables, el tiempo y espacio destinado a la actividad física, nuestras relaciones sociales, nuestras emociones, nuestras señales de hambre y saciedad, los mensajes de los medios de comunicación, entre otros, son factores que influencian nuestra ingesta y conducta alimentaria. Desafortunadamente, en las sociedades industrializadas se vive en un entorno obesogénico poco favorable para la salud, es decir, un ambiente caracterizado por el acceso fácil y desmedido de comida procesada y pocos espacios recreativos que permitan mantener un estilo de vida activo.

Cabe señalar que algunos de estos factores que influencian negativamente nuestra salud son modificables y, por tanto, podemos cambiarlos con el fin de favorecer un estilo de vida más saludable. Dicho esto, debemos empezar por averiguar qué factores son los que más influencia tienen sobre nuestra conducta alimentaria y nuestra salud. Seguidamente, debemos plantearnos cómo modificar aquellos factores para que nos resulte más fácil llevar un estilo de vida más saludable. Éstos son algunos aspectos que podemos empezar a analizar:

  1. Revisa lo que comes: ¿Aquello que comes te satisface al 100%? ¿Te quedas con hambre después de comer? ¿Comes lo suficientemente variado? ¿Comes lo suficientemente fresco? ¿Cuánto tiempo dedicas a planear y cocinar tus comidas? Determinar semanalmente los platos/menús que te apetece comer, con la intención de que sean lo más natural posible, te puede ayudar a variar tu alimentación, planear la compra y ahorrar tiempo.
  2. Examina el lugar dónde comes: El hecho de que comas en el trabajo, en un bar o en casa influirá invariablemente en tu manera de comer. Procura que el ambiente donde comes sea tranquilo y esté ausento de distractores (Ej. apaga el televisor, deja el móvil, conversa si estás acompañado).
  3. Explora tus opciones de ejercicio: ¿Puedes ir caminando al trabajo o al supermercado? ¿Tienes algún parque o circuito cerca de casa donde puedas ejercitarte? Valora adoptar una mascota para impulsarte a pasearla diariamente, o queda con un amigo o un vecino para conversar mientras te ejercitas.
  4. Revisa tu nevera: ¿Encuentras alimentos frescos y saludables en tu nevera? ¿Cuántos alimentos saludables y cuántos no tan saludables tienes en casa? ¿Tienes cerca un mercado? Allí, ¿encontrás varias opciones de alimentos saludables? Ten en cuenta que cuantos más alimentos y opciones saludables tengas en casa, más sano comerás. Compra suficientes frutas, verduras y nueces para que puedas picar algo saludable cada vez que tengas hambre.
  5. Por último, pero no menos importante, considera tus relaciones sociales. Se sabe que las conductas poco saludables (como beber, fumar o comer en exceso) pueden extenderse a través de los círculos sociales ejerciendo un efecto conocido como “contagio social”. De hecho, la evidencia muestra que la probabilidad de tener exceso de peso se ve aumentada si la familia o un amigo cercano padece sobrepeso.

No obstante, por fortuna, las conductas que impactan positivamente la salud también son contagiosas. Por tanto, ¡incita a tus amistades y familia a que se unan! Verás que implicarse en un nuevo estilo de vida resultará más fácil si disponés de apoyo social. Es cuestión de encontrar a una persona/as en la que confies para contar con su apoyo durante este proceso. Además, ¡no sólo te beneficiarás tú sino también los que te rodean!

Sobre Leslie Cadena

Leslie Cadena
Licenciada en Nutrición. Mtra. en Nutrición Humana y Dietética y Especialista en Obesidad y Trastornos del Comportamiento Alimentario por la UAB.

Un comentario

  1. Como siempre vuestros comentarios pueden ser provechosos si realmente los cumplimos, cuestión ésta, que depende de nosotros mismos.
    Gracias por las recomendaciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*