caes
vitamina D

Vitamina D

Qué es la vitamina D

La vitamina D es esencial para el desarrollo óptimo de varias funciones de nuestro organismo, algunas de ellas muy importantes para mantener un buen estado de salud. La deficiencia de esta vitamina es común en nuestra sociedad, pero muchas personas no saben que la pueden estar padeciendo.

Para qué sirve la vitamina D

  1. Procurar un nivel correcto de calcio en sangre.
  2. Formar y mantener una estructura ósea sana.
  3. Controlar la correcta formación de nuevas células i su función.
  4. Regular el sistema inmunitario.
  5. Mantener el funcionamiento normal de la musculatura.
  6. Aumentar la absorción de calcio.

Vitamina D baja

– Debilidad y dolor muscular.
– Disminución de la cantidad de calcio en sangre con la consecuente pérdida de masa ósea, y riesgo de sufrir osteoporosis.
– Impedimento de una buena formación y mantenimiento de huesos y cartílagos, desembocando en su malformación. Esta enfermedad se denomina raquitismo en niños, y osteomalácia en adultos.
– Diferentes estudios sugieren que la deficiencia de vitamina D está relacionada con el aumento de algunos tipos de cáncer (mama, próstata, colono…). También con el desarrollo de esclerosis múltiple, diabetes tipo 1 o enfermedades cardiovascular como la hipertensión.

Vitamina del Sol

La mejor manera es a partir de la exposición solar, de al menos cara y brazos, durante unos 20-30 minutos al día, evitando las horas más fuertes (12h-17h) en verano. Aunque el día esté nublado nuestro cuerpo es capaz de obtener vitamina D, puesto que lo hace a partir de los rayos solares UVB, los cuales nos llegan incluso en un día tapado. Ahora bien, si utilizamos cremas solares o nos ponemos detrás un cristal, la radiación UVB no consigue penetrar a la piel, y la obtención de vitamina no es posible. Tomar el sol durante más rato, tampoco es sinónimo de una mayor producción.

Vitamina D alimentos

También podemos obtener vitamina D a partir de la dieta, pero no la totalidad de las cantidades recomendadas, puesto que son pocos los alimentos que contienen esta vitamina en cantidades aceptables. Mayoritariamente en el pescado azul (salmón, sardina, , atún…), el aceite de hígado de pescado, y los alimentos enriquecidos como por ejemplo: cereales del almuerzo, algunas bebidas vegetales, yogures… En menor proporción también la encontramos en la yema de huevo o a la leche y sus derivados, siempre y cuando sean las opciones enteras.

Se tiene que tener en cuenta que las personas con la piel más morena, las personas mayores o aquellas que sufren enfermedades del hígado, del riñón o de malabsorción, les cuesta más obtener esta vitamina.

En algunos casos la suplementación de vitamina D está indicada para evitar su déficit, aún así se recomienda consultarlo antes con un profesional, puesto que puede llegar a crear toxicidad si es administrada a través de suplementos.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Joana Manyalich

Joana Manyalich
Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Ramon Llull (Facultad de Ciencias de la Salud Blanquerna); Técnico Superior en Restauración especialización en cocina para la Escuela de Turismo CETT (UB). Miembro colegiada CAT0001081 en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT).
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*