caes
Home » Recetario » Recetas de cocina » Pastas y pizzas » Pasta con alcachofas, tomate y virutas de jamón
Un plato de pasta preparado con verdura de temporada.

Pasta con alcachofas, tomate y virutas de jamón

Un plato de pasta preparado con verdura de temporada.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 g de pasta
  • 1 cebolla pequeña
  • 8 alcachofas
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de virutas de jamón serrano
  • ¼ taza de tomate deshidratado
  • ½ vasito de vino blanco
  • 2 cucharadas soperas de queso rallado
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Orégano
  • Sal y pimienta blanca

Preparación:

  1. Retira el tronco y las hojas exteriores de las alcachofas. Una vez limpias, ponlas a hervir con el mínimo de agua posible, una pizca de sal y unas gotas de zumo de limón para evitar que se ennegrezcan.
  2. Mientras pon a hervir una olla con agua y sal y cuece la pasta hasta que esté “al dente”.
  3. Una vez cocidas las alcachofas, escúrrelas y córtalas en trozos pequeños.
  4. En una sartén grande sofríe, con el aceite de oliva, el ajo cortado a láminas y las virutas de jamón. Cuando empiecen a estar cocidos añade al sofrito la cebolla, los tomates deshidratados y la alcachofa. Una vez dorados, añade el vino blanco y el orégano y cuece a fuego lento hasta que se evapore el alcohol. Salpimienta al gusto.
  5. Agrega la pasta a la sartén y remueve hasta que quede impregnada con todos los ingredientes.
  6. Sirve la pasta caliente con un poco de queso rallado por encima.

Valoración nutricional:

Tabla nutricional Energía
(Kcal)
Proteínas
(g)
Hidratos de Carbono
(g)
Grasas
(g)
Fibra
(g)
Sodio
(mg)
Colesterol
(mg)
Valoración nutricional 389,35 21,66 51,72 9,96 16,67 662,98 21,91
%RDA 19% 29% 17% 18% 67% 66% 7%

* Las RDA hacen referencia a las recomendaciones nutricionales diarias para una dieta equilibrada. Los % son orientativos, ya que hay RDA que pueden variar de una persona a otra.

Las personas con diabetes tendrán que modificar la cantidad de pasta en base a sus necesidades de hidratos de carbono.

Si estás haciendo una dieta controlada en calorías, te sugerimos utilizar un queso rallado light bajo en grasa y acompañar el plato con una ensalada y un postre de fruta o yogur desnatado. Sigue el mismo consejo de utilizar queso light bajo en grasa en casos de dieta controlada en grasas y/o colesterol.

Si tienes hipertensión, recuerda escoger un queso rallado bajo en sal y sustituir el jamón serrano por jamón dulce o jamón de pavo bajo en sal. Es importante también que no abuses de la sal en el momento de cocinar. Puedes añadir más orégano, ajo y pimienta para dar más sabor al plato.

Por último recordamos a las mujeres embarazadas que no es aconsejable tomar jamón serrano por el riesgo que existe de toxoplasmosis. A ellas les recomendamos también que lo sustituyan por jamón dulce.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Rosa Maria Espinosa

Rosa Maria Espinosa
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic; Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos por la Universidad de Vic; Postgrado en Nutrición Humana y Dietética Materna infantil por la Escuela Universitaria de Enfermería de Sant Joan de Deu y Máster en Comunicación y Gastronomía por la Universidad de Vic. Soy Miembro colegiada en el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) (CAT000273).
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*