caes
Home » Nutrición » Salud » Patologías de la alimentación en la boca
patologias alimentacion boca

Patologías de la alimentación en la boca

La lengua, la mucosa bucal y los dientes pueden llegar a ser un reflejo de nuestra alimentación.

Aunque no todas las manifestaciones tienen relación directa con los alimentos, hay signos y síntomas que se identifican, en muchas ocasiones, con lo que hemos comido … y también con lo que no comemos.

Llagas bucales



La aparición de llagas bucales puede deberse a varios factores. Desde el estrés a los cambios hormonales, pasando por lesiones localizadas como llevar ortodoncia o un pequeño mordisco que podamos hacernos nosotros mismos mientras comemos.

Pero las llagas (o aftas bucales) pueden tener un origen alimentario, también, relacionado con la falta de algunos nutrientes (vitaminas del grupo B y minerales), o con la alergia a algunos alimentos.

Si queremos actuar nutricionalmente para prevenir la aparición de las llagas hemos de asegurarnos llevar una alimentación que nos aporte vitaminas en cantidades suficientes, sobre todo del grupo B, que podemos encontrar en cereales integrales, legumbres, vegetales de hoja verde y productos animales (en estos últimos, sobre todo vitamina B12) y minerales, especialmente hierro, presente en carnes, legumbres y algunos vegetales. Recordemos, sin embargo que el hierro de origen vegetal es poco absorbible por lo que requeriremos de la ayuda de la vitamina C que, aparte de tener una función antioxidante, contribuirá en una mejor absorción del hierro presente en estos alimentos.

Síndrome de boca ardiente



El síndrome de boca ardiente se caracteriza por la sensación subjetiva de ardor y/o escozor sobre todo en la lengua, localizada en la punta y los bordes de la misma aunque se puede extender por otras partes de la boca y el paladar o los labios.

Es más frecuente en mujeres perimenopáusicas y se desconocen la causas que la provocan. Se trabaja con la hipótesis multifactorial con un fuerte componente emocional.

El déficit nutricional se posiciona también como uno de los factores que contribuye a la aparición. La anemia (déficit de hierro), la falta de vitamina B6, ácido fólico (parte activa de la vitamina B9), vitamina B12 y vitamina C son los nutrientes más mencionados.

Xerostomía

También conocida como hiposalivación o boca seca, la xerostomía se manifiesta con una disminución de la producción de saliva por lo que el individuo tiene la sensación subjetiva de falta de humedad bucal, de tener la «boca seca».

La xerostomía puede estar causada por radioterapia localizada en cabeza y cuello, cierta medicación o la disminución funcional de las glándulas salivales.

En este caso no estaríamos hablando de falta de nutrientes como causa de xerostomía pero sí la xerostomía puede causar déficit nutricional ya que la falta de salivación dificulta la correcta alimentación y aumenta el riesgo de desnutrición, caries, alteración de la flora bucal y pérdida de piezas dentales.

La alimentación a seguir si se sufre xerostomía debe permitir no potenciar la sensación de sequedad. Así tenemos que optar por técnicas culinarias que mantengan los alimentos húmedos, mantener una correcta hidratación y minimizar los riesgos de caries reduciendo la ingesta de sacarosa (azúcar de mesa).

Y sobre todo, mantener una buena higiene bucal.

Salud dental



Para una correcta salud dental debemos prestar especial atención a la ingesta de glúcidos simples, especialmente sacarosa, ya que estos son utilizados como alimento por las bacterias que tenemos viviendo en la cavidad bucal. Los azúcares se acumulan, generan placa y son transformados en ácido láctico por parte de las bacterias que hará disminuir el pH del medio y pondrá en peligro la integridad del esmalte dental. El proceso de la caries se ha iniciado.

Evitar el deterioro dental es también necesario ya que el déficit de proteínas y de vitaminas A y D son factores de riesgo.

Con todo, mantener la higiene bucal es primordial para evitar y minimizar la aparición de caries, gingivitis y placa.

Ageusia

Es la pérdida del sentido del gusto. Es común entre el colectivo anciano y las causas pueden ser la xerostomía o la ingesta de medicamentos. Aún así existe también la manifestación por déficit nutricional del mineral zinc.

En ocasiones la ingesta de protectores de estómago forma sales insolubles que secuestran minerales, entre ellos el zinc, lo que provoca que éste no pueda ser absorbido.

El zinc se encuentra principalmente en los alimentos de origen marino, sobre todo el marisco.

En resumen, procura que tu alimentación sea equilibrada y saludable, mantén una correcta higiene bucal, hazte revisiones, al menos una vez al año y, ¡Abre la boca!

    ¿Te ha gustado nuestro artículo?

    Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

    Correo electrónico (requerido)

    Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

    Equipo de Dietistas - Nutricionistas
    Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *