caes
Home » Nutrición » Salud » Sobrepeso en la infancia
obesidad infantil

Sobrepeso en la infancia

El sobrepeso y la obesidad son problemas cada vez más frecuentes en la infancia y en la adolescencia.

Padecer sobrepeso u obesidad a edades tempranas predispone a continuar teniendo sobrepeso en la edad adulta con las implicaciones para la salud que esto supone.

Obesidad en los niños

Como nos dice la OMS, los niños con sobrepeso tienen mayor probabilidad de desarrollar ciertas patologías en la edad adulta como cardiopatías, diabetes, artrosis y ciertos tipos de cáncer.

Consejos para un hijo con obesidad o sobrepeso:

Por ello hoy vamos a hablar de qué hacer en caso de que nuestra hija o hijo tenga sobrepeso u obesidad:

  • Iniciar un cambio de hábitos: esto lo vamos a aplicar tanto a la alimentación como a la actividad física. Es muy importante que esta modificación de hábitos debe extenderse a todos los miembros de  la familia.
  • No tener comida poco saludable en casa: este tipo de comida es perjudicial para cualquier persona, independientemente de que tenga o no sobrepeso.  Esto implica  ir poco a poco quitando de casa los alimentos insanos como las galletas, la bollería, los refrescos, los fiambres,….
  • Evitar expresiones referidas a “hacer dieta”. El concepto de dieta lleva asociado una connotación negativa de prohibición, sacrificio y de temporalidad. Es importante centrarnos en llevar a cabo un cambio de estilos de vida que sean sostenibles en el tiempo.
  • No hablar de alimentos como “prohibidos” o utilizar expresiones como “no comas eso que engorda”.
  • No basarse en el peso como marcador del avance en el proceso. Resulta más eficiente establecer con nuestros hijos objetivos respecto a conductas. Por ejemplo: “comer 3 frutas al dia”, “cambiar las galletas del desayuno por pan integral”, “probar 2 recetas nuevas esta semana”,…
  • Implicar al niño en la elaboración de menú, en la cocina (adaptándonos a sus habilidades) y en la compra.
  • No valorarnos a nosotros mismo ni a otras personas por su aspecto físico
  • Dar ejemplo: no es coherente decirle a tu hijo o hija que tiene que comer fruta si nosotros no la comemos. Los niños aprenden de mejor de las conductas que ven que de los consejos que les damos. Si tu comes sano es mucho más probable que ellos también lo hagan.
  • No pongas a tu hijo o hija a hacer una dieta baja en calorías. Los niños deben guiarse por su señales de hambre y saciedad. Si solo ponemos a su alcance comida sana, no hay porqué restringir la cantidad que tiene que comer.
  • Fomentar el ejercicio físico: buscar formas de ocio activas en las que participe toda la familia.
  • Contar con el apoyo de profesionales de la salud: habla con tu pediatra y con un dietista-nutricionista especializado en nutrición infantil para que te resuelvan todas las dudas que te puedan surgir y para que té guíen durante el proceso de cambio de hábitos.

Sobre Fani Dans

Fani Dans
Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y Experto Universitario Alimentación y Nutrición en la vida activa: Ejercicio físico y Deporte por la Universidad Nacional Educación a Distancia (UNED). Pertenezco al colegio de dietistas-nutricionistas de Madrid (CODINMA) con el Nº 00386.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*