caes
Home » Nutrición » Artículos de nutrición » Zumos y néctares, alternativa a la fruta?
zumos y nectares

Zumos y néctares, alternativa a la fruta?

En nuestros días, en los que todos andamos con prisas, nos hemos ido acostumbrando a sustituir las frutas, que hay que pelar y masticar, por los zumos envasados, mucho más rápidos de tomar. Estos zumos no son una alternativa a la fruta e incluso pueden no ser recomendables.

El día 31 de mayo, la Asociación Asozumos y el MARM (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino) celebraron el Día Mundial del Zumo para promocionar esta categoría de bebidas y sus beneficios entre los consumidores, dando a entender que el consumo de zumos envasados es una alternativa al consumo de fruta, cuando en realidad no es así, porque los zumos envasados no son equivalentes a la fruta por muchas razones y sólo se deberían consumir ocasionalmente. Las diferencias entre zumo envasado y fruta son significativas:
1. Sensaciones organolépticas o que se pueden percibir con los sentidos. Una fruta tiene una forma, color, aroma, tacto y un gusto particulares. Todas estas sensaciones se pierden en el momento que la tomamos abriendo un envase.
2.  Vitaminas. Los zumos envasados contienen menos cantidad de vitaminas que la fruta fresca. Las cantidades de vitamina C, vitamina A y ácido fólico pueden ser hasta tres veces inferiores que las de la fruta fresca.
3. Fibra. En un zumo no hay prácticamente nada de fibra y en cambio una pieza de fruta puede contener hasta cuatro gramos. La fibra ayuda a regular el tránsito intestinal y a retardar la absorción de nutrientes, lo cual que resulta beneficiosa.
4. Absorción de azúcares. Los zumos no contienen fibra y esto hace que los azúcares naturales presentes en la fruta se absorban de una manera más rápida. Cuando nuestro cuerpo recibe un exceso de azúcares que no se queman, los transforma en grasa, que puede contribuir a aumentar de peso. La fibra de las frutas frescas evitaría este efecto, al permitir una absorción lenta de los azúcares.
5. Saciedad. Otro de los efectos que tiene la fibra es retrasar la sensación de tener hambre, puesto que hace el efecto de llenar el estómago y retrasa la absorción. Un zumo, en cambio, se absorbe tan rápido que enseguida volvemos a tener sensación hambre.
6. Cantidad. Cuando comemos fruta, la cantidad que tomamos puede ser inferior a la que tomaríamos con un zumo envasado, puesto que los envases suelen ser de 200 ml y en cambio una pieza de fruta limpia puede no llegar a 150 ml. Si cada día consumimos algunos zumos, al cabo del tiempo la diferencia puede ser considerable y hacerse notar.
7. Calorías extras. Al consumir un zumo envasado en lugar de una pieza de fruta podemos estar añadiendo calorías extras a nuestra dieta, puesto que los envases contendrían más cantidad de fruta y por lo tanto de calorías que una pieza fresca.

Además de estas diferencias, un consumo habitual de zumos envasados que se alargue en el tiempo puede tener consecuencias más graves, como por ejemplo la elevación de los niveles de triglicéridos en sangre. El motivo es que los zumos de frutas pueden llevar fructosa añadida y en el caso de consumirlos habitualmente, se puede producir una elevación de la grasa en sangre, debido a un exceso de energía que el cuerpo es incapaz de quemar. Otra consecuencia indeseable puede ser un aumento de peso, sobre todo si utilizamos los zumos envasados como bebida habitual en lugar del agua, que siempre debe ser la bebida de elección para calmar la sed y para tomar durante las comidas.

La elevada cantidad de zumo que podemos tomar, añadido a los azúcares que pueden contener y a la ausencia de fibra, puede contribuir a engordarnos e incluso, a la larga, a que desarrollemos trastornos como la diabetes, cada vez más frecuentes debido a las dietas excesivamente ricas en azúcares y hidratos de carbono muy refinados.

Finalmente, consumir zumos envasados no es educativo, porque estamos transmitiendo la idea de que la fruta se debe consumir envasada en forma de zumo y de esta manera estamos enseñando a nuestros hijos unos hábitos equivocados, puesto que la fruta hay que tomarla fresca, que es de la única manera que conserva todas sus propiedades y que es más beneficiosa para la salud.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete y recibirás GRATIS todos nuestros artículos escritos por Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas.

Correo electrónico (requerido)

Sobre Equipo de Dietistas - Nutricionistas

Equipo de Dietistas - Nutricionistas
Revista Sentir es una revista online de alimentación saludable e independiente formada por un equipo experto de Dietistas-Nutricionistas, Psicólogos y Periodistas y que pertenece a Menja sa.
Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*